El gobierno bonaerense y el porteño trabajan en forma conjunta en un esquema de mayor control en los accesos y en el transporte público que conecta ambos distritos, para prevenir picos de contagios como consecuencia del traslado de personas. En este marco, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó que el próximo jueves se evaluarán los resultados y el impacto de la flexibilización de la cuarentena en la Ciudad, que comenzó hace una semana con la apertura de comercios de cercanía, para decidir qué nuevas medidas se le propondrá al Gobierno nacional. En tanto, en la ciudad de Córdoba los controles estrictos de seguridad en los principales ingresos y barrios de la capital provincial se retomaron hoy tras suspenderse la flexibilización de la cuarentena habilitada desde el lunes 11 de mayo, lo que implicó regresar a la Fase 3 por el brote de casos de coronavirus en los últimos días.